Cobetes

Disculpad la patada al diccionario, pero no he podido evitar este guiño cateto. Porque este post me va a salir un poco garrulo: voy a hablar de las fiestas de mi pueblo.

Una de las cosas que más me gustan de las fiestas populares son los fuegos artificiales, del mismo modo que la que más me disgusta son los toros... bueno, mejor dicho, lo que se hace con los toros y vacas, para no usar lenguaje sexista. Ale, ya lo he dejado escrito en la nube, para que conste.

La pirotecnia es algo que echo de menos en las fiestas de mi pueblo. Aunque comprendo que entraña su dificultad montar un buen espectáculo por su situación y orografía, se podría hacer un esfuerzo para obsequiarnos con un buen espectáculo de cohetes. No me refiero a salvajadas tipo "a ver si conseguimos el record Guiness de quemados este año con los correpiés" (o carretillas creo que los llaman en muchos sitios) o delicadezas artísticas tipo "a ver si dinamitamos la fuente vieja esa del siglo XVIII cuando pase la procesión del Corpus por delante" (hay testigos de eso) o "¿cuántos puntos por abrasar al personal de la plaza sembrando el pánico cual terrorista noruego cuando llegue la Virgen del Carmen?" (también hay testigos de eso). Tampoco voy a exigir que traigan una orquesta sinfónica para tocar a Haendel mientras tanto, pero sí podrían hacer algo parecido a lo de Martos (Jaen).

En eso los que viven junto al mar tienen ventaja, y los de la zona valenciana en especial. Es un topicazo, pero a base de abrasar los oídos del personal con mascletás y similares, se han convertido en auténticos ases del petardeo artístico. Este verano he tenido la oportunidad de presenciar en Oropesa del Mar un espectáculo de estos en la playa (sin música) y creo que ha sido una de las atracciones de mejor gusto que han planeado para la caterva de turistas que nos apelotonamos allí. También tienen esto, pero bueno, nadie es perfecto, como también demuestra su urbanismo.

Allí me planté cámara y trípode en ristre (esta vez sí), el angular en la bayoneta, al borde de la playa junto a un turista francés muy amable que me preguntó si era periodista. El hábito no hace al monje, ni los aparatos al fotógrafo.

Con media hora de retraso y tras tres chupinazos como en los encierros empezó el festival de color. Reconozco que me sobrepasó la rapidez con que se sucedían cada vez más alucinantes explosiones de belleza y la pena fue no poder tomar panorámicas de la playa con el mar en primer plano ya que había una multitud importante y moverse era difícil.



Uno de los aspectos que más me sorprendió fue el aprovechar el agua del mar para lanzar elementos. Sonaban canutazos seguidos de un chapoteo; segundos después aparecían árboles sorprendentes desde el agua:


Otra cosa divertida de estas fotos es el revelado posterior: se puede dar rienda suelta a la imaginación sin preocuparse de obtener imágenes poco fieles a la realidad.

Reducir el tiempo de exposición permite obtener el aspecto de extraños objetos cósmicos:



Si os interesa, a continuación os dejo algunos enlaces sobre la ciencia que hay tras los fuegos artificiales:




Comentarios

Etiquetas

Abuelo Cebolleta ADN Agua Aguila Alcalá de Henares almendro Alto Tajo amanecer Amapolas Amstel Amsterdam araña araña tigre árbol arena argiope lobata Arquitectura Arquitectura tradicional arroyo Arte antiguo Artesanía Astrofotografía atardecer Autorretrato Autumn Aves azud barcos beach bebé Beechwood Bértiz bichos Big Stopper Black and white Black cat blanco y negro BMW Bolonia bridge British Museum Buendía Burbujas Cabárceno callejera Campillo de ranas Canabria Canales Cantábrico Capitel cardo Cascada Cascadas Castillo Castle catamarán Cats caz chatarra Cigüeña clouds coche Cola de caballo Color Comillas Contraluz Crepúsculo Cruz de Mayo Cuartel Vell Cueva Deportes Dia del padre dibujo dunas Efecto seda Escopete Escultura estrellas Eurodisney Familia Felicidad Feria Apícola filters filtros flor fuegos artificiales Fuente Fujifilm Fujinon 18-135 Fujinon XF14 G11 Gargoles de abajo garzas Gato negro Gatos gen egoísta Gollorio Golondrinas Gruta Iris Guadiela Gualda Hayedo HDR Herrería Hierro hora dorada iglesia insectos Invierno Irati kiosko La Isabela La Toresaviñán Laguna Negra landscape larga exposición libélula Lisboa Lisbon Londres long exposure luna macro Madrid mar Marina mariposa Mariquita marzo Mazo Mazonovo Memorial Mendicidad Mesopotamia Metalurgia Mickey miel mill millrace Moldava molino Monasterio Monasterio de Piedra motocicleta Mushrooms Navarra Navidad Nieve night photography nik collection niños nocturnas nubes Núremberg Oficio olas Olympus oportunidad Ordesa Oropesa del Mar Oscos Oso Otoño Paco Clavel paisaje París Pastrana Pelegrina Perro Pirineo Pirotecnia playa polen Pompas Praga primavera Puente puerta Puppies Rafa Rapaces retrato Río Aliendre Río Dulce Románico ruina San Blas San Juan de Duero San Sebastián Santa Juliana Santa María de Bonaval Santilllana del Mar Sayatón Selfie Sena sequía setas sexo ship Siglo XII silver efex pro snow Social Soria spider street photography Sunbilla sunrise sunset Tajo Tamajón Tejera Negra Torre Eiffel Trafalgar Trasvase Twilight Velvia Viena Viento waterfall weir windsurf winter X-T1
Mostrar más